top of page

Viviendo con Endometriosis (Como j*de)

Todo lo que escribo es de mi propia experiencia con endometriosis severa y no estoy sugiriendo o dando consejos. Quiero que sea claro que yo no soy doctora ni ginecóloga.


En primer lugar, si tu tienes o crees que tienes endometriosis y todo lo que ves se siente como que no hay esperanza de nada, quiero que respires profundamente. Cuando empecé a entender mi vida con endo, me sentía muy sola. De todo lo que veía, no hay solución para esto y lo único que ayuda es tener una operación y aun así, pueda que crezca otra vez, y otra vez de nuevo con esta babosada. Yo decidí preguntar opiniones de todos tipos de doctores, como las ginecólogas que solo se basan en ciencias, así como las doctoras de medicina más natural que se enfocan en todo el cuerpo.


Como mucha gente que sufre con endometriosis, yo no tenía ni la menor idea de que era lo que tenia yo, ni que tan serio es. Siempre me han dicho que los periodos son muy dolorosos, y que solo ibuprofeno me podía ayudar. Desafortunadamente, no lo era. El ibuprofeno no me sirvió para nada cuando empezó a empeorar en el 2022. Mis períodos eran tan graves que no podía ni trabajar y habían muchas veces que sentía como que mi periodo no paraba por meses. Estaba tan desesperada, y desafortunadamente en todos lados que miraba la promesa de una ayuda, me querían cobrar no se cuantos dolares sin garantizar nada.


Todo empeoró cuando me hice un examen de sangre que se llama C-125 que es para detectar cáncer en los ovarios, y me salió demasiado alto. A mi siempre me gusta tener una segunda opinión, y la segunda ginecología me dijo que ese examen no enseñaba resultados solo para cáncer si no que podía ser muchas otras cosas mas, como el endometriosis. Es frustrante que no haya otra manera más precisa de saber si alguien tiene endometriosis. Hoy en día hay mini robots que pueden componer una arteria pero no podemos saber si tenemos endometriosis? Esta j*dido.


Tenia mucha angustia por decirlo menos dramático. Toda mi vida cambió. De repente todas las cosas chiquitas que me molestaban, ya no me molestaban, quería estar solo con los que amo más en este mundo, y el dinero ya no me importaba como lo gastaba. Si me iba a morir, entonces lo iba a gastar en lo que más me traía alegría, que mayormente era comprando boletos para ir a visitar a mi familia al otro lado del país. Y pastelitos de guayaba. Y papitas.


Viviendo con endometriosis no es algo fácil, pero hay maneras de hacerlo mejor. Si todavía estás aquí y te gustaría leer sobre mi vida con esta cosa fea, pues te abro las puertas. Tal vez encuentras algo que te inspira y tal vez no te sientes tan sola. Aquí estoy contigo.



10 views0 comments

Recent Posts

See All

Comentarios


Los comentarios se han desactivado.
bottom of page